Noticias
27.6.24

¿Reducir calentamiento global? Intentemos con la energía solar

Hay suficientes pruebas al respecto: apostar por la energía solar podría ser una estrategia muy eficaz para reducir el calentamiento global causado por las emisiones de combustibles fósiles. El uso del sol como fuente de energía es una de las principales formas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y una alternativa democrática, capaz de repercutir positivamente en otros ámbitos, mucho más allá del sector eléctrico.

 

¿Por qué habría que invertir en energía solar?

Debido a la actual dependencia humana de los combustibles fósiles, el planeta ya se ha calentado más de 1 °C en comparación con los períodos pre industriales. La evidencia procede del Sexto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), publicado en agosto de 2021.

 

El documento sitúa la quema de combustibles fósiles como uno de los principales responsables del calentamiento global. Por ello, la inversión en fuentes de energía limpia es una de las principales acciones recomendadas para el desarrollo sostenible, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Sumada a la emergencia climática, la actual crisis energética (potenciada por la pandemia de coronavirus y los conflictos internacionales en curso) puso en evidencia la necesidad de“limpiar” la matriz energética mundial.

 

La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés) señala que las energías solar y eólica deben ser prioritarias en el sector energético durante los próximos ocho años, es decir, hasta 2030. Esto responde al objetivo de limitar el calentamiento global a un máximo de 1.5 °C, como se estableció en el Acuerdo deParís celebrado en 2015.

 

¿Cómo funciona la energía solar fotovoltaica?

La energía solar fotovoltaica es la conversión directa de la radiación solar en electricidad mediante el efecto fotovoltaico, un método descubierto en 1839 por el físico francés Alexandre Edmond Becquerel. Sin embargo, la tecnología de la energía solar cercana a la que conocemos hoy es relativamente nueva.

 

En 1954 se presentó formalmente la primera célula de energía solar durante la reunión anual de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, en Washington, y el primer uso oficial de la energía fotovoltaica se produjo cuatro años después, en 1958, con motivo del lanzamiento del satélite Vanguard I, que utilizó un pequeño panel solar para alimentar una radio.

 

Hoy, para generar energía a partir dela luz solar por este medio es necesario instalar módulos (o paneles) fotovoltaicos. Formadas por células solares, hechas de materiales semiconductores como el silicio, su función es transformar la luz solar en energía.

 

Pero, ¿cómo ocurre esto?

El material semiconductor presente en estas células contiene electrones libres que reaccionan a la radiación presente en la luz solar. Cuando se iluminan, estos electrones se agitan (en otras palabras, se “cargan”) y se dirigen hacia un lado del semiconductor debido al campo magnético permanente del material.

 

Con Brasil a la cabeza, el sector de la energía solar en América Latina está en pleno desarrollo y tiene un alto potencial para transformar la forma en que la región produce y consume electricidad, centrándose en la descarbonización de las matrices energéticas.

 

La energía solar tiene la capacidad de ser el buque insignia de este cambio. Es una tecnología cada vez más popular; el futuro de Brasil, de México y de toda América Latina será solar.

Impulsamos proyectos de energía para un futuro más brillante.

Contacto

Para brindarte una atención personalizada, compártenos tus datos y nos pondremos en contacto contigo. Nos dará mucho gusto poder atenderte.
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.